jueves, 18 de julio de 2013

Sabías qué...


 
Seguramente sabrás que las abejas son insectos voladores que fabrican la miel y que si te pican duele un montón (espero que no lo hayas tenido que averiguar experimentalmente). Lo que sí se descubrió observando estos animalitos es que viven en comunidades muy grandes. Además, se sabe que hay tres tipos de abejas: las obreras, las reinas y los zánganos.

Las obreras son las que:
1. segregan la cera utilizada para construir los panales (constructoras que fabrican su propio cemento),
2. limpian y mantienen la colmena (ordenanzas encargadas de limpieza y mantenimiento),
3. crían a las larvas (nodrizas),
4. vigilan el panal (policías),
5. juntan el néctar y el polen (recolectoras de alimento).
En pocas palabras, se la pasan trabajando y no les queda tiempo para ir al cine o poner huevos.
 
 
De esto último se ocupa la abeja reina, no de ir al cine pero al menos pone miles de huevos de los cuales van a salir las siguientes generaciones de abejas.
Los zánganos son las abejas masculinas que lo único que hacen es perseguir a la reina para fecundarla, y el resto del tiempo ven tele sentados en el sofá mientras comen porquerías.
Los huevos que hayan sido fecundados producirán abejas femeninas, la mayoría de las cuales se convertirán en obreras y unas pocas en reinas.
 
Esto significa que por salir de huevos fecundados las abejas hembras tienen madre (la abeja reina) y padre (el zángano fecundador) aunque nunca vayan a conocerlo, porque hay muchos zánganos rondando a la reina todo el tiempo. ¡Buaaaa, me puse triste! En cambio las abejas macho (los zánganos) sólo tienen madre (la abeja reina) ya que nacen de huevos no fecundados. ¿Leíste con atención? ¡¡¡Los zánganos no tienen papá!!!
A esta altura se preguntarán ¿qué tiene qué ver esto con la matemática?, ¿se habrán equivocado de lugar al venir a esta página? No, no nos equivocamos.
Esto significa que por salir de huevos fecundados las abejas hembras tienen madre (la abeja reina) y padre (el zángano fecundador) aunque nunca vayan a conocerlo, porque hay muchos zánganos rondando a la reina todo el tiempo. ¡Buaaaa, me puse triste! En cambio las abejas macho (los zánganos) sólo tienen madre (la abeja reina) ya que nacen de huevos no fecundados. ¿Leíste con atención? ¡¡¡Los zánganos no tienen papá!!!                 Por Pablo Coll y Pablo Milrud