sábado, 6 de julio de 2013

Espirómetro. 7mo grado

Guia de Ciencias.
Armado del “espirómetro casero”
Los espirómetros son instrumentos médicos que permiten conocer la capacidad pulmonar
de las personas. En rigor, como veremos más adelante, los espirómetros permiten calcular la capacidad pulmonar vital o CPV, que equivale al volumen de aire que los pulmones pueden expulsar.
Existen espirómetros de diferente tipo. Los más sencillos constan de un recipiente lleno de agua unido a una manguera con una boquilla. Durante el examen de capacidad pulmonar, el paciente efectúa una espiración forzada sobre la boquilla y el aire expulsado desplaza un volumen
de agua del recipiente. El recipiente cuenta con marcas que permiten medir el volumen de aire exhalado. A continuación, describiremos el armado de un espirómetro casero, cuyo funcionamiento
se basa en el mismo principio de los espirómetros médicos que hemos descrito.


Material necesario
• Un frasco o bidón con tapa de unos 5 litros de capacidad (pueden ser frascos grandes de conservas o botellones de agua mineral)
• Una jarra medidora
• Una manguera flexible de 50 cm a 1 m de longitud
• Una palangana
• Un marcador indeleble
Preparación
• El primer paso en la construcción de nuestro espirómetro
es la calibración del recipiente. Para hacerlo deberán realizar
marcas de volumen sobre el botellón o frasco elegido. Para
realizar las mediciones deberán llenar la jarra medidora hasta
la marca de 1/2 litro. Luego, verterán el contenido en el interior
del recipiente y realizarán una marca con el marcador sobre la
altura del nivel del agua.
Deberán repetir el procedimiento hasta llenar el botellón, marcando siempre cada medio
litro. Conviene trazar una línea más larga cada vez que se completa un litro y una más corta para los “medios”. Al finalizar, el recipiente tendrá la siguiente apariencia:
Listo, el espirómetro ya ha sido calibrado.
• Ahora deberán verter agua en la palangana hasta la mitad de su capacidad.
Tapen el recipiente y colóquenlo invertido dentro de la palangana.
A continuación, con la boca del recipiente sumergida en el agua, retiren la
tapa e introduzcan la manguera.
Ahora que ya está armado el espirómetro, falta hacerlo funcionar para medir la capacidad pulmonar vital (CPV) de algún voluntario. Para ello, el voluntario deberá hacer lo siguiente:
a) Llenar bien de aire sus pulmones mediante una inspiración profunda.
b) Largar todo el aire de una sola vez (espiración forzada), soplando a través del extremo libre de la manguera.
Procuren que la manguera no quede aprisionada por la boca del frasco, de lo contrario,
el paso del aire se verá obstaculizado. En caso de resultar necesario, otro participante podrá voltear ligeramente el botellón, para liberar la manguera y permitir que la medición se efectúe sin inconvenientes. El chico que sople debe hacerlo de una sola vez, y luego de haber cargado bien sus pulmones tras una inspiración profunda.
A medida que el voluntario sople, el agua del frasco descenderá. De esta manera, el volumen de aire que salga de sus pulmones, desplazará el mismo volumen de agua del bidón.
Así, se puede medir cuanto aire desalojó el voluntario de sus pulmones midiendo cuál fue el descenso total de agua dentro del bidón. Para hacer una nueva medición, hay que volver a llenar el frasco.
Para evitar inundaciones, conviene llenar el botellón con el exceso de agua que quedó en
la palangana, como resultado de la medición anterior.
Cada participante realizará la medición dos veces, y luego calcularán el promedio de ambas.
Estos valores deberán ser registrados en una tabla como la siguiente.
Participante                                1ª vez                  2ª vez                Promedio
1
2
3
¿la capacidad pulmonar varía con el estado físico de las personas?
¿Varía la capacidad pulmonar entre varones y mujeres?
¿Influye en algo el peso/la edad/ la talla/ el estado físico en la capacidad pulmonar?
¿Varía entre fumadores y no fumadores?