viernes, 28 de febrero de 2014

Mujeres de Nuestra Historia Argentina; Secuencia Didáctica

Juan Azurduy, nombrada "Generala" del Ejército del Norte por Miguel Martín de Güemes, por la participación de Juana en las luchas contra los realistas en el Alto Perú.

Actividad 1

1) Lean el siguiente artículo publicado por el periódico boliviano “El Diario”, en julio de 2010, en el que informa sobre un homenaje a Juana Azurduy en Sucre (Bolivia).
Recuerden que pueden copiar el texto en el escritorio de sus equipos portátiles con la herramienta que les permite crear un archivo PDF. Luego, pueden hacer marcas y comentarios mientras los leen.
2) Con un compañero analicen el artículo y respondan las siguientes preguntas:
a) ¿Qué información relevante sobre la actuación de Juana Azurduy en las luchas por la independencia se puede extraer del artículo?
b) ¿Por qué razones se realizaron estos homenajes a Juana Azurduy?
c) ¿Qué aspectos de su personalidad aparecen destacados?

Fase 2: Presentación y búsqueda de nueva información y presentación de nuevos conceptos

Actividad 2

1) Lean el siguiente texto, en el que se consignan algunos datos sobre la vida de Juana Azurduy.

Algunos datos biográficos de Juana AzurduyLa lucha de las mujeres fue fundamental en la guerra gaucha. No solamente eran excelentes espías sino que algunas de ellas, como doña Juana Azurduy de Padilla, comandaban tropas en las vanguardias de las fuerzas patriotas. Esta maravillosa mujer había nacido en Chuquisaca el 8 de marzo de 1781, mientras estallaba y se expandía la rebelión de Túpac Amaru. El amor la llevó a unir su vida a la del comandante Manuel Asencio Padilla. (…)Los Padilla lo perdieron todo, su casa, su tierra y sus hijos en medio de la lucha. No tenían nada más que su dignidad, su coraje y la firme voluntad revolucionaria. Por eso, cuando estaban en la más absoluta miseria y un jefe español intentó sobornar a su marido, Juana le contestó enfurecida: “La propuesta de dinero y otros intereses solo debería hacerse a los infames que pelean por su esclavitud, mas no a los que defendían su dulce libertad, como él lo haría a sangre y fuego”.Juana fue una estrecha colaboradora de Güemes y por su coraje fue investida del grado de teniente coronel con el uso de uniforme, según un decreto firmado por el director supremo Pueyrredón el 13 de agosto de 1816 y que hizo efectivo el general Belgrano al entregarle el sable correspondiente.Tres meses después, en la batalla de Viloma fue herida por los realistas. Su marido acudió en su rescate y logró liberarla, pero a costa de ser herido de muerte. Era el 14 de noviembre de 1816. Juana se quedaba sin su compañero y el Alto Perú sin uno de sus jefes más valientes y brillantes.
Pigna, Felipe. “Los mitos de la historia argentina, 2”. Buenos Aires, Planeta, 2005. En: El historiador.