jueves, 18 de julio de 2013

Experimentos en casa.


¿Cuántos piojos puede haber en una cabeza?
¿Cuántos bichos bolita en un jardín?
¿Cuántas hormigas hay en tu cocina?
¿Cómo contás lo incontable?
Seguramente te avivaste que contar uno por uno no es la mejor solución (a menos que quieras pasarte días enteros haciéndolo). Acá te proponemos una técnica que te va a permitir responder estas preguntas de una manera muy divertida.

La trampa de hormigas
Lo primero es cazar las hormigas. Para eso elegí algún lugar donde suela haber hormigas. Puede ser un jardín o algún árbol del barrio. En un frasco de mermelada poné un poco de azúcar, hojitas o lo que te parezca que pueda tentar a las hormigas. Si estás en un jardín enterrá el frasco para que quede a la altura del piso.
Esperá algunas horas hasta que se llene de hormigas y cerralo.

Ahora, con una cuchara y mucho cuidado, separá 20 hormigas y ponelas en un plato hondo. Con un escarbadiente o un pincel finito y un poco de témpera blanca, haceles una pequeña marquita en el abdomen.

¿Cuántas hormigas cacé?