martes, 16 de abril de 2013

Sabìas que...

Los Oficios...
Una de las consecuencias de la vida sedentaria fue la aparición de la especialización. Ya no tenía sentido que todos hicieran lo mismo. La organización social llevó a los más habilidosos a desarrollar oficios como por ejemplo ceramistas, muy necesarios para construir recipientes para transportar agua, vino, aceite o granos; tejedores, constructores, armeros y artesanos. Esto llevó pronto a la aparición del comercio por trueque: los que producían una cosa se la canjeaban a los que producían otra.

Tomado de El historiador.